Visita guiada del Marais

Desde hace algunos millones de años, un brazo del Sena (desaparecido hoy) formaba un meandro yendo de los alrededores de Gare de Lyon, pasando por la Bastilla, los Grands Boulevards, y juntando el brazo sur cerca del Alma.

Una zona inundable en la orilla derecha se ubicaba entre los dos brazos, y formaba un pantano (“marais” en francés). Sin embargo, no es el pantano que dio su nombre al distrito.

Es la instalación de un convento en el siglo XII que marcó el desarrollo de este lugar : al sanear los pantanos, los religiosos pudieron habilitar el suelo, muy productivo, para el cultivo de frutas y verdura. Pues es del cultivo hortense (“maraîchère”) que viene el nombre del futuro distrito real.

Podemos elegir entre un palacete entre la Edad media y el Renacimiento, otros del siglo XVII (con una nueva concepción de la casa aristocrática urbana), la muy elegante  Place des Vosges, tan querida por Enrique IV, un trozo de la muralla de Felipe-Augusto (el trozo lo más grande de París) y también… el barrio “gay”, el pletzl (rue des Rosiers), y el recuerdo de los excelentes (y tan largos !) sermones de Bourdaloue en la iglesia Saint-Paul-Saint-Louis…

Es en un barrio riquísimo que propongo llevarles, entre vestigios del paseo y modernidad, lo que da al Marais su cara tan particular.

Creditos foto : Emilie Robaldo