Visita guiada : De Saint-Germain hasta Saint-Michel

Los origenes del barrio Saint-Germain remontan al siglo VI : Childeberto, hijo de Clodoveo, asedió los Visigodos en Zaragoza, en 542.

Al volver en tierra Franca, sobre los consejos del abad Germain, decidió Childeberto construir una basílica como sanctuario para alojar su tesoro, las reliquias de San Vicente de Zaragoza (mártir matado en 304 en Valencia) : un abrigo y una cruz relicario de oro.

La basílica fue consagrada en 558, y Childeberto murió algunos meses más tarde…

Se volvió una necropolís real, eso antes de la basílica de Saint-Denis.

Poco a poco, la basílica se volvió una abadía, y el complejo monástico lo más importante de París, atrayendo estudiantes, letrados, editores.

Con punto neurálgico la iglesia Saint-Germain y su campanario milenario, tan emblemático, el distrito se hizo el de los artistas, que se reunían en los cafés (Le Flore, les Deux Magots…), de los estudiantes, y de la fiesta, especialmente posguerra con sus cabarets donde se tocaba jazz.

Cerca de Odéon, encontramos patios adoquinados, pintorescos y apacibles, así como el primer café literario de París (1686!) y la calle Saint-André des Arts, cuyo nombre recuerda la antigua iglesia al fin de la calle – cerca de la Fuente Saint-Michel – y que conservó su forma original y algunos palacetes del siglo XVII.

Creditos foto : Emilie Robaldo